FacebookTwitter
Pin It

Quiénes nos visitan

HOY54
AYER89
EN LA SEMANA143
EN EL MES491
TOTAL10079

07-04-2020

HERNIA DISCAL

La hernia discal es una de las dolencias de la columna vertebral más comunes y extendidas de hoy en día. Lo más probable es que si estás leyendo este artículo es porque tú mismo, o algún ser querido, sufren dolor a causa de una hernia de disco.

Se entiende por hernia discal un desplazamiento del material discal fuera de los márgenes de las plataformas vertebrales. No siempre generan síntomas clínicos o compresión neurológica, dependerá de la cantidad de material discal desplazado y la zona de salida de ese material. Se encuentran más frecuentemente en la zona cervical y lumbar.

No todas las hernias son iguales por lo que la sintomatología generada por esta patología dependerá de la estructura comprimida por el núcleo del disco (ligamento, raíz nerviosa, canal medular) y del segmento vertebral en el que se encuentre ya que cada uno tiene una zona de inervación diferente. Las hernias más comunes se encuentran en el nivel vertebral L4-L5 y L5-S1, las cuales diferenciaremos de la siguiente manera.

L4-L5: tendremos una alteración de la sensibilidad y dolor de la parte lateral de la pierna y el dorso del pie con un déficit motor del músculo extensor propio del primer dedo del pie (dedo gordo) y glúteos.

L5-S1: alteración de la sensibilidad de la zona lateral de la pierna y quinto dedo del pie(dedo pequeño), con una abolición(pérdida) del reflejo del tendón de Aquiles, un déficit motor de los músculos peroneos laterales y una incapacidad para andar de puntillas.

TERAPIA:

Tu programa de fisioterapia por lo general empezará con tratamientos pasivos. Los tratamientos pasivos relajan el cuerpo y alivian el dolor. Incluyen masajes de tejido profundo, terapias de frío y calor, la estimulación eléctrica (TENS) y la hidroterapia.
Una vez tu cuerpo haya sanado, empezarás los tratamientos activos para fortalecerlo y prevenir dolores futuros.

Tu fisioterapeuta trabajara contigo para desarrollar un plan que se adecúe a tus necesidades, acudiendo a cualquiera de los siguientes tratamientos pasivos:

  • · Masaje del Tejido Profundo. Existen más de 100 tipos distintos de masaje, pero este es la opción ideal si padeces una hernia de disco. El fisioterapeuta aplica con sus manos una fuerte presión sobre los músculos para aliviar la tensión muscular profunda y las contracturas existentes. Las contracturas son el resultado de la reacción natural del cuerpo para evitar que se produzca movimiento muscular en el área afectada y así disminuir el riesgo de mayores lesiones.
  • · Terapia del frío y calor. Ambas terapias, la del frío y del calor, ofrecen sus propios beneficios y el fisioterapeuta puede alternar entre ellas parar lograr los mejores resultados.  

El calor se utiliza para incrementar el flujo de sangre hacia el área afectada. La sangre ayuda a la curación del área al suministrar oxígeno extra y nutriente. La sangre también purifica los subproductos que producen las contracturas musculares.

Por otra parte, la terapia de frío disminuye la circulación (crioterapia). Su efecto: reduce la inflamación, las contracturas musculares y el dolor. El fisioterapeuta podría aplicar una bolsa fría en el área afectada, dar un masaje con hielo o incluso emplear un spray conocido como fluorometano para aliviar los tejidos inflamados.

  • · HidroterapiaComo el nombre sugiere, la hidroterapia tiene que ver con agua. Es un tratamiento básico que lo único que requiere es que nos sentemos en un hidromasaje o bajo una buena ducha cliente. La Hidroterapia alivia el dolor y relaja nuestros músculos.
  • · TENS (Estimulación nerviosa eléctrica transcutánea). Una máquina de TENS emplea corriente eléctrica para estimular los músculos. Suena un poco intimidante, pero en realidad no es nada doloroso. Los electrodos se adhieren a la piel y envían un suave flujo de corriente eléctrica a puntos claves de los canales nerviosos. El TENS reduce las contracciones musculares y se cree que activa la secreción de endorfinas, que son los calmantes de dolor natural del cuerpo.
  • · Tracción. El objetivo de la tracción consiste en reducir los efectos de la gravedad sobre la columna vertebral. Al separar suavemente los huesos, se trata de reducir la hernia del disco. Es como cuando una llanta gana cuerpo al levantarse un coche con un gato hidráulico, quitando así presión sobre la llanta. El objetivo es reducir la herniación del disco. Puede realizarse en la columna cervical o en la columna lumbar.