FacebookTwitter
Pin It

Quiénes nos visitan

HOY60
AYER89
EN LA SEMANA149
EN EL MES497
TOTAL10085

07-04-2020

ESCOLIOSIS

La escoliosis es una curvatura lateral de la columna vertebral que ocurre con mayor frecuencia durante el período de crecimiento anterior a la pubertad. Aunque puede presentarse a causa de afecciones como la parálisis cerebral infantil y la distrofia muscular, se desconoce la causa de la mayoría de los casos de escoliosis. Aproximadamente el 3 % de los adolescentes tienen escoliosis.

La mayoría de los casos de escoliosis son leves, pero algunas deformidades de la columna vertebral continúan empeorando a medida que los niños crecen. La escoliosis grave puede ser incapacitante. Una curvatura especialmente grave en la columna vertebral reduce el espacio dentro del pecho, lo cual dificulta el funcionamiento correcto de los pulmones.

Se realiza un control minucioso, generalmente mediante radiografías, en los niños que tienen escoliosis leve para ver si la curvatura empeora. En muchos casos, no es necesario un tratamiento. Algunos niños deben usar dispositivos de inmovilización para suspender la progresión de la curvatura. Otros pueden necesitar cirugía para evitar que empeore la escoliosis y para enderezar los casos graves de escoliosis.

SÍNTOMAS:

Los signos y síntomas de la escoliosis pueden ser:

  • Hombros desparejos
  • Un omóplato que parece más prominente que el otro
  • Cintura despareja
  • Un lado de la cintura parece más alto que el otro

Si la curvatura producida por la escoliosis empeora, la columna vertebral también rotará o girará, además de encorvarse de un lado a otro. Esto hace que las costillas de un lado del cuerpo sobresalgan más de un lado que del otro.

TRATAMIENTO:

La mayoría de los niños con escoliosis tienen una leve curvatura y, probablemente, no necesiten tratarse con un dispositivo de inmovilización o cirugía. Los niños que tienen escoliosis leve pueden requerir exámenes periódicos para evaluar si hay cambios en la curvatura de su columna a medida que crecen.

Aunque existan pautas para las curvaturas leves, moderadas y graves, la decisión de comenzar un tratamiento siempre se toma según el caso en particular.