FacebookTwitter
Pin It

Quiénes nos visitan

HOY26
AYER37
EN LA SEMANA26
EN EL MES224
TOTAL18554

06-07-2020

TORTÍCOLIS

La tortícolis es una contracción muscular prolongada en la región del cuello que origina dolor e incapacidad para moverse.

Esta afección provoca que, mientras que la cabeza apunta hacia un hombro, el mentón quede señalando hacia el hombro opuesto.

La tortícolis puede aparecer tanto en la niñez como en la edad adulta. Cuando está presente al nacer suele significar que la cabeza del bebé se encontraba en una posición incorrecta mientras se desarrollaba en el útero, o bien, porque existe una lesión en los músculos en el riego sanguíneo que va al cuello. 

TIPOS:

 

  • Tortícolis: Causada por movimientos bruscos del cuello o malas posturas.
     
  • Tortícolis idiopática: Si la afección se produce sin causa conocida.
     
  • Tortícolis congénita: Se da dentro del útero, si el feto se ha colocado en una mala posición durante su crecimiento o se dan problemas en el riego del cuello del feto.
     
  • Tortícolis espasmódica psicógena: Se reconoce por crisis espasmódicas del cuello acompañadas de dolores. Su aparición puede deberse al estrés o la fatiga.

TRATAMIENTOS:

Lo más importante para abordar esta patología es realizar tratamientos con calor y masajes, además de administrar calmantes musculares al paciente.

El uso de collarín puede darse en determinados casos. Además, una vez que la movilidad del cuello mejora, es recomendable realizar estiramientos de los músculos afectados.

En el caso de que sea una afección presente al nacer, implica estirar el músculo del cuello acortado. Estos estiramientos, denominados pasivos, se realizan con bebés y niños pequeños y son eficaces si se inician dentro de los tres meses posteriores al nacimiento.

La cirugía para corregir el músculo del cuello se puede hacer en niños en edad preescolar, siempre que el resto de los tratamientos no haya funcionado.

La tortícolis producida por el daño en el sistema nervioso, la columna o los músculos se trata dependiendo de cuáles sean las causas en cada paciente en particular.

Pueden pautarse estiramientos o el uso de collarines, pero también la administración de medicamentos, como el fármaco baclofeno para reducir las contracturas musculares intensas.